Trabajando en la Nube

En los últimos tiempos, la nube se ha ido convirtiendo en un elemento más de trabajo, siendo utilizado por pequeñas, medianas, y grandes empresas, de la misma manera que presta un valiosísimo servicio a trabajadores individuales.

En este sentido, por ejemplo, el beneficio de trabajar en la nube para un escritor freelance es incalculable, ya que le permite tener ordenados sus encargos y ponerse a trabajar sobre ellos en cualquier momento y lugar, sin la necesidad de estar siempre cargando con una porta-documentos, pendrive u ordenador.

Por otro lado, también resulta muy útil para las empresas en aspectos como las finanzas o los inventarios. Cruzar información en la nube es muy sencillo, y resulta de gran utilidad tener un archivo digital donde poder consultar cualquier dato de nuestras cuentas, como por ejemplo las facturas o los pedidos realizados, sin necesidad de almacenar cantidades enormes de papel que además de ocupar espacio dañan el medioambiente.

No obstante, además del almacenamiento, el servicio dado por empresas y autónomos al cloud (servicios en la nube) cada vez es mayor. Destacando su uso como: backup, software o plataforma completa. De hecho, se piensa que, de cara al año 2016, más de la mitad de la información generada por las empresas se almacenará en nubes públicas a nivel mundial, según indica esta infografía sobre cloudcomputing de Sage.

Esto, se conseguirá, gracias a que se están eliminando poco a poco, la conciencia basada en algunos mitos negativos con respecto al uso de la nube. En este sentido, dichos mitos se han ido desmontando con datos concretos y realidades palpables.

Por ejemplo, ya no puede ponerse como excusa para no contar con una nube dentro de la empresa, el peligro de que el sistema se quede obsoleto, ya que se trata de un sistema escalable que puede actualizarse de forma mensual a distancia, sin necesidad de interferir e interrumpir el trabajo de la corporación. Tampoco hay peligro de perder los datos en momentos de caída de la Red, algo, por otra parte, cada vez más infrecuente, debido a que cualquier dispositivo de tipo smartphone o pendrive ofrecerá una alternativa fácil y segura para esta conexión.

El uso de la nube en datos

Las cifras son muy claras en relación con los servicios en la nube. En este sentido, en 2014 la inversión en cloud llegará al finales de año con un aumento del 25% a nivel mundial, llegando hasta los 100 billones de dólares.

Las cifras son muy claras en relación con los servicios en la nube. En este sentido, en 2014 la inversión en cloud va a llegar a fin de año a aumentar un 25% -del nivel mundial- hasta los 100 billones de dólares.

Por su parte, gracias a la nube, este próximo 2015 se prevé que se creen 14 millones de empleos en todo el mundo, que se consigan beneficios de 1,1 millón de dólares anuales y que generé en pequeñas y medianas empresas hasta 28.800 millones de dólares.

España no se queda al margen de estas cifras, de hecho, en 2013 el 24% de las empresas catalanas y el 23% de las madrileñas y vascas, utilizaron los servicios de la nube, principalmente para almacenamiento. En 2015 está previsto que el cloud genere 134.000 nuevos empleos.

Como se puede comprobar, éstos son solo “algunos” de los elementos que han hecho evolucionar a la nube y contribuir a su éxito.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
precios coworking alicante