Claves para el diseño de muestrarios para el sector de la construcción



Cada vez más las empresas tienen en cuenta la buena presentación de los productos que ofrecen.

Un muestrario adecuado al producto ayuda a las ventas, puesto que resulta atractivo para el cliente potencial, es práctico, manejable y funcional y se diferencia de la competencia.

Por ello, hay que tener en cuenta el diseño de soluciones personalizadas para las necesidades de cada sector, con materiales de alta calidad y cuidados diseños que transmiten que aporten valor a la imagen de las empresas.

De todos los muestrarios y catálogos de productos son quizá los muestrarios para el sector de la construcción los que requieren de un mayor esfuerzo a la hora de diseñarlos.

Las piezas que se incluyen en este tipo de muestrarios suelen ser pesadas, como en el caso de la cerámica. Además, tienen que tener unas dimensiones lo suficientemente grandes como para que el cliente se haga una idea de cómo será el resultado final del producto una vez instalado.
Por otra parte, el muestrario no puede ser incómodo ni pesado. Al contrario, debe ser compacto, ligero y muy manejable.

Los muestrarios (ver aquí) para el sector de la construcción se realizan con materiales ligeros y resistentes como el PVC. Una de las posibilidades es diseñarlos en forma de tríptico, muy adecuado para cartas de colores de madera o de mortero.
Las cajas de presentación para muestras de baldosas de gres son fabricadas en cartón de alta resistencia con asas troqueladas reforzadas para facilitar su transporte.

Éstos son sólo algunos ejemplos de lo que nos encontramos en el mercado.

Hay que estudiar cada caso en particular para ofrecer la solución ideal al producto.

Para ello, se debe tener en cuenta los factores fundamentales para un buen packaging:

  • Que sea capaz de captar la atención del público objetivo y diferenciarse de la competencia a simple vista, con un diseño atractivo, elegante y original que potencie su imagen de marca.
  • Que resulte lo más ligero posible, sencillo y fácil de manejar, las piezas se deben poder extraer con facilidad para que los consumidores puedan examinarlas en profundidad.
  • Que esté bien organizado, con un criterio claro y con un etiquetado que facilite su identificación y proporcione toda la información que el cliente demanda.
  • Los materiales de fabricación deben tener un interior resistente realizado a medida y un exterior con acabado de primera calidad, resistentes al uso.
Para conseguirlo cada vez hay más empresas con equipos profesionales (ver ejemplo) altamente cualificado que trabajan constantemente para desarrollar nuevas ideas que sigan las tendencias del mercado y están a la vanguardia en I+D+I.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
precios coworking alicante