¿Por qué tu negocio es un caos?



Quizás a algunos les pueda parecer una manera un poco fuerte de describir un negocio. Pero no te estaríamos diciendo la verdad si nos referimos a él de otra manera.

Si has llegado hasta aquí, es porque tú también piensas que en el fondo tu negocio es un absoluto desorden y necesitas reorganizar las cosas lo mejor posible antes de que tu empresa empiece a venirse a pique.

¿Cuáles son las razones por las que una empresa empieza a convertirse en un caos? ¿Por qué una empresa no funciona, todo parece siempre que queda parecer, no se avanza, ni se crece, y encima, los ingresos disminuyen? Bien, vamos a tratar de explicarlo.

Falta liderazgo

Uno de los motivos por los que un negocio puede ser un verdadero desorden es porque falta alguien que lidere. Todo se deja a la decisión de cada cual. Y muchos de tus empleados no están acostumbrados a dirigir, ni tomar iniciativas, etc. Falta una mente pensante, un general que pueda trazar la estrategia de batalla y sacar lo mejor de cada cual.

Esa es la mejor definición de un líder: no es un dictador, sino una persona que trata de sacar lo mejor de los demás. Motiva al equipo, lo mantiene cohesionado, consigue que todos estén remando en la misma dirección y además que lo hagan a gusto.

Falta tecnología

Tu negocio se está viniendo a bajo porque estás haciendo las cosas como antiguamente y tu mente ya no es así. Ni tampoco la de tus clientes. Sabes que es hora de cambiar. Que si no cambias te vas a hundir. Necesitas empezar a utilizar software especializado y dejar ya las máquinas registradoras, los pliegos de números escritos a máquina de escribir y las gafas negras de contable.

Para empezar, una cosa que vendría muy bien a tu negocio es disponer de un software de gestión documental, que te permitiría llevar un control de todo documento que entra y sale de tu empresa, desde la primera factura hasta el último contrato y presupuesto.

Falta organización

Las dos primeras razones por las que tu negocio es un caos desembocan en esta tercera. Si no hay liderazgo y no hay tecnología, generalmente tampoco habrá organización. La falta de organización lleva a la desidia y la falta de productividad. La falta de productividad conduce a la disminución de la facturación. Y la disminución de la facturación es el agujero por el que está entrando el agua en tu nave.

¿Quieres que tu negocio empiece a funcionar de nuevo?
Imprime tu liderazgo en tus empleados, adquiere la tecnología y las herramientas necesarias para trabajar eficazmente y organiza los procesos para conseguir tus objetivos de negocio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
precios coworking alicante