Centro de negocios en la capital



Hace ya casi dos décadas que se abrió el primer centro de negocios Madrid en el corazón empresarial de la capital por excelencia.

Hoy en día, con un mercado de trabajo en el que los profesionales autónomos y las empresas de pocos socios prescinden de los costes fijos como fórmula que les permita destinarlos a la producción fundamentalmente, el alquiler de despachos se presenta como una solución útil y eficaz.

Hay ya bastantes centros de negocios diseminados por Madrid y de variado perfil, para que se permitan opciones de acceder a instalaciones diversas, aunque los servicios no varían mucho de unos a otros. Sin embargo, la imagen de las instalaciones tiene un efecto diferenciador para determinados profesionales del mundo de los negocios y la empresa, hecho por el cual estos centros se encuadran en un segmento u otro.

La oferta disponible está en el centro de la capital, en los parques empresariales y también industriales del cinturón madrileño, teniendo buenos accesos por carretera y el resto de medios de transporte. Es por ello que el Recinto Ferial de Exposiciones y Congresos cuenta con varios centros, además de que es una zona cercana al aeropuerto y recibe visitantes constantemente debido a las ferias anuales.

Porque el perfil habitual de usuarios de un de estos centros se caracteriza por dos categorías diferenciadas. Una es el autónomo que opera en la capital pero no dispone de sede corporativa propia, por lo que recurre a este establecimiento para que le proporcione el soporte necesario en periodos determinados, e incluso en ocasiones muy puntuales.

El otro perfil se caracteriza por ser visitante ocasional o recurrente pero por estancias cortas. Son los ejecutivos que viajan a la ciudad por motivo de una feria, una conferencia o unas jornadas de trabajo con colegas, proveedores o clientes. Y necesita disponer de espacio ofimático con diferentes servicios que pueda necesitar.

En todos los casos lo más importante es que el coste de estas estancias se abona como se puede abonar el coste de llenar el depósito del coche, no es un gasto fijo sino esporádico si se necesita solamente. Y esta función es de gran valor tanto para quienes no disponen de oficina y trabajan en cualquier parte pero pueden necesitar soporte puntualmente, y para los que atracan en Madrid durante algunos días y prefieren una oficina profesional al lobby de un hotel.

Hay centros de negocios que son edificios completos y otros que ocupan una o varias plantas del inmueble. Las instalaciones van desde las más básicas y funcionales, hasta las más sofisticadas y con servicios añadidos entre los que destacan el de mayordomo o chófer a petición del cliente. Además, las dependencias comunes que suelen ser salas de descanso con vending y café en un centro de negocios básico pueden ser sustituidas por un bar, al que sigue un gimnasio, un spa o una sala de  juegos al estilo club de socios.

Los despachos se alquilan por tamaño, así como ofrecen salas de reuniones, para conferencias y eventos varios. Los clientes pueden solicitar apoyo de asistentes físicos tanto para las labores más típicas como azafatas o azafatos, a pedir un catering en unas jornadas concretas de trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
precios coworking alicante